NON SERVIAM

El encarcelamiento de los dos titiriteros por un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo en el marco de una representación de marionetas en los Carnavales de Madrid (desatendiendo la naturaleza estrictamente transgresora tanto del género como de los propios Carnavales, así como el carácter contextual y la diégesis de la representación) y la investigación (eufemismo oscurantista emanado de la nueva terminología penal para suplantar la figura de la “imputación”), por el supuesto delito de “profanación”, del artista navarro Abel Azcona, quien realizó una obra con hostias consagradas en el marco de su proyecto Amén, donde denuncia los recurrentes casos de pederastia en la Iglesia católica, sumados a los ya preocupantes antecedentes del secuestro de la revista El Jueves por unas caricaturas del rey y al procesamiento del músico César Strawberry por un supuesto delito de humillación a las víctimas del terrorismo, pintan un panorama muy negro para las libertades fundamentales en España, en especial para las libertades de creación y expresión artística (consustancialmente críticas con las instituciones hegemónicas, el orden establecido y la "autoridad").

Leer más: NON SERVIAM

Las voces de Alexiévich

Las voces de AlexiévichLas víctimas de Chernobyl, los familiares de los soldados muertos en Afganistán y el ciudadano común ante el derrumbe de la Unión Soviética son algunos de los protagonistas de los libros de la periodista bielorrusa Svetlana Alexiévich, flamante Premio Nobel de Literatura. Publicado originalmente en 1985, La guerra no tiene rostro de mujer (Editorial Debate) fue el primer libro de Alexiévich, dedicado a contar la experiencia de las mujeres rusas que combatieron en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial. Recién editado en castellano, este extracto de su prólogo funciona como un detrás de la escena del particular periodismo de Alexiévich, obsesionado por la voz de los que no tienen voz.

Leer más: Las voces de Alexiévich

El último David Bowie

El último David BowieCon David Bowie se va una de las figuras más influyentes e innovadoras de finales del siglo XX y principios del XXI, un artista multidisciplinar que supo experimentar en la música, las artes escénicas, la moda y la pintura. De naturaleza inconformista y rebelde, David Bowie conectó con distintas generaciones, de manera siempre transversal, y logró estar durante cuatro décadas en la vanguardia de la cultura popular, imponiéndose constantes transformaciones estéticas y formales. Murió a los 69 años en plena actividad creativa, tras haber presentado hacía pocos días su último disco, titulado Blackstar e integrado por siete canciones que servirán como el legado in extremis de un músico que ya es legendario.

El siglo de Deleuze

El siglo de DeleuzeHace veinte años, exactamente el 4 de noviembre de 1995, acorralado por una insuficiencia pulmonar, el filósofo Gilles Deleuze ponía fin a su vida, poco antes de que se terminara un siglo, o que quizás estuviera por comenzar otro, al que Foucault había calificado de “deleuziano”. Entre los homenajes y los dossiers que se le dedican por estos días en Francia, cabe destacar que Editions de Minuit acaba de publicar el tercer y último volumen póstumo de Deleuze, titánica tarea emprendida por el especialista en su obra David Lapoujade. Después de La isla desierta y otros textos (2002) y Dos regímenes de locos (2003) es el turno de Lettres et autres textes del que aquí se publican algunas cartas a Félix Guattari, Pierre Klossowski y Michel Foucault.

Leer más: El siglo de Deleuze