El punto de vista. Juan Benet

El punto de vista. Juan BenetEn las numerosas películas sobre la batalla del Atlántico, en cualquiera de las guerras mundiales, siempre había un momento en que —por lo general por el lado derecho de la pantalla— aparecía la temible proa de escualo del submarino navegando en inmersión, envuelto en la azulina transparencia y el insondable silencio de las profundidades oceánicas. Sin apenas transición ni casi conciencia y sin moverse de su butaca el espectador pasaba de estar arrellanado en la confortable poltrona de un club londinense o de pasear por la cubierta de un mercante a codearse con las estrellas de mar y los pulpos, considerados desde siempre como lo más prototípico de los fondos marinos, así como también los buzos —aquellos buzos de antes, con escafandra esférica, traje Michelin, numerosos cables y un hacha en la mano, tan distintos de los hombres rana de hoy como los varones de CroMagnon lo son de los actuales ejecutivos multinacionales.

Leer más: El punto de vista. Juan Benet

EN CHINA, DONDE VIVEN LOS CHINOS...

EN CHINA, DONDE VIVEN LOS CHINOS...Por Cristina Fernández Cubas

 

1

 

      Tengo una poética en el cajón. O mejor, tengo varias. Pero no estoy muy segura de que sirvan. Mis poéticas se parecen mucho entre ellas, sólo que invariablemente, en el instante en que pongo punto final a un nuevo libro, siento como si de repente se hubieran encogido. Han quedado cortas, incompletas, truncadas... O eso creo yo, en un primer momento. Luego recapacito, releo, asiento... Y me digo: «Sí, eso es. Pero hay algo más...».

Leer más: EN CHINA, DONDE VIVEN LOS CHINOS...

Giorgio Manganelli: El arte de la retórica

Giorgio Manganelli: El arte de la retóricaEl escritor italiano Giorgio Manganelli (1922-1990) constituye una de las voces más poderosas de la literatura italiana del siglo XX (literatura que no ha escatimado en voces poderosas durante el largo y tortuoso siglo XX) y de las menos conocidas fuera de Italia. Italo Calvino fue tajante en su juicio al definirlo como «un escritor que no se parece a ningún otro». Traducido al castellano principalmente por Joaquín Jordá y Carlos Gumpert, la obra disponible de Manganelli en nuestra lengua es escasa pero representativa de su particular universo imaginario y, sobre todo, de su laboriosa urdimbre retórica. Las editoriales que se han encargado de editarlo en España son Siruela y Anagrama.

Leer más: Giorgio Manganelli: El arte de la retórica

El lúcido humanismo de Onetti

El lúcido humanismo de OnettiPor José Donoso

 

Es probable que los premios literarios hayan sido creados por algún demiurgo sarcástico para subrayar la carcajada con que el tiempo se venga de las certidumbres. En todo caso, los premios sirven para otear el panorama, y, avergonzado, uno se pregunta cómo es posible que, lo que hoy parece tan evidente, ayer pudo parecer siquiera dudoso. Ejemplar en cambios de perspectiva dentro de la literatura latinoamericana fue el concurso internacional de 1941, al que se presentaron el peruano Ciro Alegría y el uruguayo Juan Carlos Onetti, ambos de 1909. El peruano se llevó el premio, con gran tralalá de declaraciones, periplos de conferenciantes intercontinentales y el beneplácito general para la nueva novela latinoamericana, que no temía examinar la realidad vernácula y denunciar errores y crueldades. Pero nuestra literatura, por ansiosa, por vital, por atropellada, es riquísima en omisiones, en escamoteos, en aparecidos y desaparecidos, en terremotos que bruscamente alteran la perspectiva: como resultado de una de estas catástrofes, el polvo ha ido cubriendo a Ciro Alegría hasta casi sepultar al vencedor, mientras Onetti, actual, flamante, sale tardíamente del territorio silencioso donde estuvo incubando los doce libros de ficción que constituyen su obra, para avanzar a alinearse junto a sus compañeros de generación, Cortázar, Lezama Lima, Rulfo, Sábato.

Leer más: El lúcido humanismo de Onetti